viernes, 5 de diciembre de 2008

MIS LUJOS DE ANDAR POR CASA

A mediados de noviembre, leyendo una revista, me asombraba con la existencia de los "lifestyle managers". Nunca puede uno saber lo que le deparara el futuro, porque por mucho que presumí que no podría dejar mis pequeños recados en manos de un extraño y menos con esos precios, hoy por hoy, no estaría de más contar con la ayuda de alguien que me acompañara a las compras, que me cargara con las bolsas, y por que no, que me atechara y sujetase el paraguas :)

En la misma revista también leí sobre los nuevos lujos, esos que no siempre se pueden comprar con dinero. Por aquel entonces, tenia en mente hablar sobre mis lujos, y lo dejé apartado porque existieron otros temas que se "colaron" delante de muchos otros propósitos de entrada, que por una u otra cosa siempre voy aplazando. Unas veces por hablar de mi día a día y otras por temas de actualidad que acaparan de repente mi atención.

Todos entendemos por "lujos" algo que cuesta dinero, pero mis lujos son distintos, son los que ahora se valoran mucho más que una joya o unas vacaciones en el Caribe. Son esos privilegios que pocos se pueden permitir al 100% y que yo tengo la suerte de tener casi todos.

El primero es el tiempo.
Tener tiempo para uno mismo, para los demás, para la familia. Disponer de una hora o de unos minutos al día para hacer lo que queramos y lo que es mejor, saber sacar partido de ese tiempo, bien uniéndolo todo o disfrutando cada momento por separado.

El segundo es el amor. Empieza por amarse a unos mismo y aceptarse tal como se es. Cuando esto se consigue, el amor que ofrecemos a los demás es "sano" y natural. Tener alguien a quien amar y ser correspondido es algo que todos deberíamos de probar como mínimo una vez en la vida.

El tercer lujo son los hijos.
Es raro el día que no oigas a alguien decir que no se puede permitir tener un hijo o aumentar la familia. Está claro que es un lujazo lo mires por donde lo mires, no solo a nivel económico, sino que también deben acompañar otros factores como el disponer de tiempo. Porque los hijos además de absorber cada minuto de nuestro tiempo cuando son pequeños, serán algo que deba preocuparnos para siempre. Muchos dicen que los peques son una hipoteca de por vida, yo prefiero verlos como una inversión a largo plazo ;)

El cuarto es la experiencia.
Esa experiencia que se aprende con la vida, con los años que llevamos a nuestras espaldas. Este es el único lujo que aún no he completado, para disfrutarlo plenamente aún me quedan muchos años por vivir, me falta envejecer un poco más. Pero no os equivoqueis, es algo que deseo y espero. Podemos decir que nos acompaña la experiencia de la edad, pero decirlo con 90 años o más, es todo un señor lujo.

El quinto de mis lujos es el agua.
Vivo en una tierra en la que el agua es un recurso muy abundante. Nunca he sufrido restricciones en su uso y viendo lo que pasa en otras zonas del país, por no hablar de otras zonas del planeta, me considero una gran privilegiada.

El sexto es el sueño.
No poder descansar, tener insomnio tiene que ser horrible. Para mí la cosa es sencilla porque nunca me costó conciliar el sueño. Tan solo las voces o el llanto de mis hijas son capaces de sacarme de los brazos de Morfeo.
Para disfrutar de este lujo, se necesita no tener la cabeza repleta de problemas, de trabajo, saber desconectar y por supuesto, vivir en una zona en la que el ruido no sea excesivo. Quizás el sueño a los insomnes les llegué por fin cuando se relajen. Los que no duerman por mala conciencia,lo siento..., esos no tiene cura :P

Otros lujos que poseo: el trabajo (madre, esposa y ama de casa :)), la salud (aunque esta es impredecible), la amistad, tener una buena familia (no acomodada, sino a la que aferrarse en caso de necesidad o con la que celebrar los éxitos y las alegrías)... y otros muchos lujos que diariamente seguro que tengo y que no valoro todavía como tales.

Releyendo mi entrada, me queda claro que el dinero no da la felicidad. Que a veces, el españolito de a pie posee todo lo que le gustaría tener al rico. Y que este último, nunca va a poder comprarlo todo con su visa oro.

Repito que el dinero no da la felicidad, pero también aclaro, que a veces ayuda.

18 deslenguaos:

Catalina dijo...

Me han encantado tus lujos, son lujazos, si señor!!!

Los hijos, el amor, el agua, pero ¿sabes el qué más envidia me ha dado? el sueño.

Nunca he dormido ni en una playa, ni es un avión, ni en un tren, ni en un coche...me cuesta conciliar el sueño y me da mucha envidia la gente que se queda dormida en cualquier lado.
Disfruta de tus lujos y que este año lo recuerdes como un mal sueño, que se que no ha sido fácil.

Besos
Cata

CGR dijo...

El dinero ayuda, ayuda, pero es preferible tener un poco menos y gozar de todo eso que ennumeras. Me parece más importante salud, amor, amistad, tiempo... y eso no se consigue con millones en el banco.
Muy bonita tu entrada
Besos

Inma dijo...

Te apoyo en tu visión de los lujos de nuestra vida pero añadiría uno más: la amistad. Tengo una edad en la que, tristemente, tiendes a desencantarte de la gente y de los amigos pero eso hace que valores todavía más esos amigos supervivientes como tú a un montón de avatares de la vida. Pocos y muy buenos.

meg dijo...

aysssssssss pues si
todo son lujos pero tambien necesario un lujo es tenerte entre nosotros
muchos besos en la mano prncesa para que se cure antes
muackaaaaa

Candela dijo...

Para mi mi tiempo es muy muy importante. Y despues de Jay, el lujo que mas aprecio.

Bertha dijo...

Yo tengo tanbien todos tus lujos, aunque duermo muy bien soy de las que despiertan con cualquier cosas y aunque tengo todos esos lujos, echo de menos uno mi mami, ese seria un lujazo?

Me a gustado tu blog.

Ana dijo...

Me ha encantado el post. Me ha encantado porque refleja algo que solo ves con la edad y la experiencia, que son las cosas que verdaderamente importan en este mundo.No he parado de asentir con la cabeza mientras leía tus palabras tan bien plasmadas. Suscribo todo lo que dices además del añadido de Inma. Los amigos tambien son muy importantes en la vida, aunque yo tambien me he desengañado de alguno-a. Un beso. Oye, ¿cómo va tu manuca?

Salegna dijo...

Siempre vendrían bien en estos casos la ayuda de los “lifetyle managers”, pero teniendo como mayor lujo a nuestros familiares y amigos, ¿para que la ayuda de un extraño?, siempre hay una mano amiga dispuesta a ayudarnos.
Y tienes razón además del dinero tenemos que valorar día a día estos lujos y tesoros que tenemos.
Besos

(Seguro que en las celebraciones de Navidad no te faltaran voluntarios para los langostinos, eso no tiene precio).

Susana dijo...

Qué bonito post!!! Eso sí que son verdaderos lujos!!! Los suscribo todos.

EVA dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con tus lujos, porque esos si que son lujos de verdad, yo considero que eres rica muy rica aunque no tengas un duro, por ejemplo, yo tambien soy rica en tus lujos. Me ha encantado tu entrada

Astrágalo dijo...

Yo tengo todos esos "lujos" que describes en tu post, menos el de los hijos... todo se andará.
Muy chulo tu post, aunque mucha gente solo quiera los lujos que se compra con el dinero.

Un besito astragalin.

KAMELUCHA--MELA dijo...

Hermoso el escribo,,claro que si,,
ya lo creo mi niña,,
la gente es muy egosita,,,
las cosas mas simples,,son un verdadero lujo,,tener a nuestra gente cerca,,a nuestros hijos juntos y .....,cerca,,,como no ser un lujo,si es nuestro ..sentir,nuestra vida,,.,
que mas se podria pedir,,que eso...
sean felices,,,
pasenlo genial estas navidadess,junto su gente linda,,si falta alguien,,pero,,
por los niños y nuestra gente de alrrededor no podemos perder la sonrrisa,,,besiñosss,,,,

Espi dijo...

Me gusta mucho esta entrata, incluida la foto, la de arriba, la de la chica con los paquetes jeje.
Besos.

El Sombrerero Loco dijo...

Wapisima ponte en contacto conmigo via mail, tienes mi dirección en el perfil de mi blog!! mandame un mail diciencome ke eres tu y te cuento!! Te espero!

Velvetina dijo...

Comparto el mismo tipo de vida lujosa contigo; hay cosas que no se pueden tasar, pero que tienen incalculable valor... ¡¡¡Y son tan sólo nuestras!!!.

El dinero no puede comprar sentimientos, ni experiencias, ni pensamientos... Aunque, tanto como para quien le falta como para quien le sobra, sólo esconde problemas.

Un beso

Velvetina

KIRA dijo...

Son los mejores lujos que cualquiera pueda pedir... estoy con Inma, para mi uno de los lujos importantes, ademas del la familia y el tiempo son los amigos... que cuando menos te lo esperas, va alguno y te da el peor palo que se pueda dar... la TRAICION!!! pero que se le va hacer, hay que aprender de las caidas....
Besos y que se cumplan todos tus lujos para los proximos 50 o 60 años...
KIRA

Anónimo dijo...

toc,toc ,toc
como estas ?,supongo que ya estas meor de tu muñeca
oyes me encanta entrar en el blog de manualidades

que arte!!! AYSSS yo no soy tan mañosa

besitos preciosa
mil besos
meggan

Angelosa dijo...

Hola ya he venido a verte a tu casa, espero que te pases por la mia, cuidate muchisimo esa mano, y espero que hayas terminado ya el disfraz.

Un besote

MI VITRINA