lunes, 29 de diciembre de 2008

LLAMARME PINOCHO



El pasado 19, tenía cita de nuevo con el trauma. No deje por aquí ningún parte médico, porque no quería mentiros... sí, leéis bien, me he convertido en una mentirosa desde ese día, aunque ayer todo salio por fin a la luz :P


Resulta que el trauma me quito el yeso y me puso una célula de escayola. Así que ya solo tenia escayola por arriba, y luego mucha, mucha venda rodeando todo mi antebrazo. Para mi sorpresa el médico me dio las siguientes pautas a seguir:
  • A partir de mañana quitese el cabestrillo y mueva el brazo normalmente (con las limitaciones propias del yeso, pero sin tener que llevar todo el día el brazo hacia arriba y colgado del pescuezo)
  • El día 28 (a las 5 semanas de la fractura) corte usted la venda y quitese la escayola. Empiece a realizar movimientos con la muñeca, primero arriba y abajo y luego de rotación.
  • Vuelva el 9 de enero.

Que deciros, salí de allí encantada con la noticia. Aunque un poco sorprendida por el carácter de autoservicio que había adquirido mi lesión. Lo que pensaba que ocurriría el 2 de enero, se me adelantaba unos días. Hasta la señora que me puso la célula se sorprendió de mi alegría y pensaba que no había entendido al médico: "Le quito la escayola, pero le voy a inmovilizar de nuevo el brazo, eh?". Que ya, que ya lo sabia, pero eso de llevar tan solo la mitad de peso en mi muñeca, del que llevaba soportando durante este largo mes, ya me hacia estar contenta :)

Luego me di cuenta de la fecha que era el 28 y esa fue mi fijación y aliciente durante esta larga semana. Ahí empezó mi gran mentira.

Después de recordar que el día señalado eran los santos inocentes, empecé a tramar mi inocentada colectiva. En principio no le conté a nadie lo de mi pronta liberación, les hice creer que hasta el 9 de enero, próxima cita con el trauma, no me quitarían la escayola. Luego pensé que mi hermana mayor podía ser mi cómplice, y más tarde metí en el saco también a mi padre, por eso de que no esta para sobresaltos ;) Les conté mi idea y claro, se unieron a mi causa y a eso de poder gastar una broma al resto de la familia.

La broma consistiría en que como cada domingo todos estariamos allí comiendo, y a mí se me cruzarian los cables, y empezaría a ponerme nerviosa diciendo que me picaba mucho el brazo, que ya no aguantaba más y que me quitaba la escayola ya. Ellos me seguirían el rollo, diciendo que no fuese loca y haciendo el consabido paripé. ¿Era una buena broma, verdad?

Pues de nuevo los virus han echo de las suyas y nos han mantenido todos estos días de cuarentena, cada uno en su casa. Así que la gran inocentada se quedó, en una bromita a mi hija mayor y a mi marido. Los dos con fiebre, sentados en el sofá y mirándome con cara de sorprendidos. El único comentario de Edu fue para mi hija: "Tú madre se volvió loca" y luego incluso me ayudó a cortar el vendaje. A lo que yo pienso que si llegó a decir que me quiero tirar por la ventana, quizás me la abre y encima me da un empujoncito, jajaja.

No se lo tendré en cuenta, porque ambos estaban pachuchillos. Luego baje a casa de mi padre, con la escayola en una bolsa y dispuesta a repetir la experiencia con mi hermana pequeña. Esta me conoce muy bien y aunque con cara de susto no paro de decir: "Anda que son los inocentes, que no me la das!!!"

Luego le intentamos liar una a mi cuñado. Le coloque la célula a mi hermana y le puse el vendaje. Mi cuñado no picó, pero los dueños de la cafetería donde suelen parar, no daban crédito a nuestra mala suerte. Cuando por fín me quitan a mi la escayola, ahora se hizo una fisura ella!!!. Pobres, al final fueron los únicos que picaron y aunque no nos la mereciamos, nos pusieron una tapa de aceitunas y patatas.


La vena bromista en este día para mi familia, antes era tradición. Sé de buena tinta, que determinada gente no se pasaría el 28 de diciembre por nuestra casa por miedo a las consecuencias y que algunas personas miran, ese día, de reojo el teléfono por miedo a que suene :P Pero bueno no es para tanto...

Algunas de las inocentadas que llevamos a cabo en "familia" era dejar que las visitas se fueran de casa con un muñequito de papel colgado en las espaldas, o realizar llamadas en nombre de un vecino o del guardia del garaje, sugiriendo que el coche del desafortunado inocente había sido rayado o tenia la ventanilla rota. Nuestras pobres víctimas o bien bajaban en el ascensor en camisón recordando a mitad de camino el día en que estaban o bien se vestían apresuradamente, salían a la calle, daban vuelta a la manzana para dirigirse a su garaje y recordaban justo al poner el pie en él, que ese día el coche estaba aparcado delante de su casa, jijiji

Bueno, pues esta vez, la broma no salio como esperábamos, pero reconozco que al menos lo pasamos bien durante un rato. Ya os dije que dejarme a mi ociosa, podía traer consecuencias. Y es que como bien dice el dicho: Cuando el diablo esta aburrido, mata moscas con el rabo.

17 deslenguaos:

Candela dijo...

Eres malaaaaaaaaaaaaa

Angelosa dijo...

Anda que como para vivir cerca de ti y tu familia jajajaja, estaria todo el tiempo mirando a todos lados esperando alguna sorpresa de vuestra parte. Lo importante es que te lo pases bien y que esa muñeca empiece a funcionar, de todas formas no hagas muchos esfuerzos.

Un besazo

R.M dijo...

Puñetero destino!! ke ni de los santos inocentes nos deja disfrutar este año...

Pero de cualkier modo, disfrutamos antes de ke la hicieras imaginando como seria, jajaja.

Y luego tmapoco estuvo mal. El año ke viene mas y mejor.

Besos

CGR dijo...

¡¡Ay, que peligro que tienen las hermanitas, jejejejejejje!!

Espi dijo...

A lo largo de los años he gastado bromas en ese día, jeje. Lo del muñeco en la espalda era obligado, y otras como atar una cuerda al pomo de la puerta de una vecina y al pasamanos, llamar al timbre y salir corriendo, cuando abrían, no podían porque la puerta estaba sujeta.
Una vez escribí una carta a mi amiga Ana en la que le había tocado una colección de libros y debía pasar a recogerlos por la librería “Garluz” y allá que fueron ella y su madre a por su premio.
Otra vez envié otra carta a mi tía en la que le decía que se personara en el hospital psiquiátrico provista de bata y zapatillas pues al fin le había sido concedida la plaza…

Hace pocos años, hice creer a mi padre que el principado pagaba a quien encontrara un aerolito, así que cuando nevó guardé un trozo de nieve del tamaño de un balón en el congelador, tuve la paciencia de conservarlo varios días hasta que llegara el 28, así, que ese día mi prima y yo se lo pusimos en el local donde trabajaba y nos escondimos cámara de video en mano para grabarlo, pensando que me llamaría para preguntar donde había que llevarlo para cobrar la recompensa, pero de este pequeño detalle no se acordó y en dos patadas lo lanzó al lado de la acera y volvió para dentro. Sin que nos viera volvimos a meterlo dentro y volvimos a escondernos en el coche, y volvimos a grabar una escena similar, solo que esta vez a la vez que le daba patadas glugutaba algo… supongo que acordándose de la madre que parió al pedazo del hielo. Así que decidimos que mi prima entrara y para disimular le dijera que está allí porque necesita una tabla y así comentar que sino sabe que el principado paga una pasta a quien encuentre un aerolito y que justo el tiene uno en la puerta y el le contesta que ni idea y que hay por allí algún gamberro que se dedica a metérselo allí y que le dé más detalles a cerca de la tabla que necesita…. Bueno, que con él no hubo forma, tengo que preguntar a mi prima si aún conserva la grabación de mi padre dándole patadas a aquello. Aun así la broma no calló en saco roto porque ya había pasado días y seguía preguntándole a mi prima que cuando iba a por la tabla y que si es que no le urgía....

Y bueno, no faltaban las típicas llamadas; ¿Está Conchita? No, se ha confundido, ah, pues estará con Tarzán y cosas de ese estilo. O también de llevar a otra tía una caja de mazapanes con piedras dentro diciéndole que se la llevaba de parte de mi madre.

Me vienen a la cabeza alguna otra de no tan buen gusto.

Besos.

BLAS dijo...

Hola!! Ya ves que como te dije, suelo pasarme por aquí. La última buena inocentada que hice fué hace un par de años, antes de la boda de mi hermana. Estaba pelín histérica todo el día con que ella tenía muy mala suerte y que seguro que algo le iba a salir mal, ya nos tenía a todos hasta las narices porque siempre está con la misma historia y le vá de perlas. El día 28 una amiga mía que ella no conocía y que es muy convincente, le llamó como si fuera la encargada de la tienda de su traje de novia y le dijo que al ser un modelo de un catálogo anterior (cosa que era cierta), finalmente no podían conseguírselo, con lo cual debía pasarse rápidamente por la tienda para poder hacer todas las medidas con otro modelo que eligiera o que le devolvían el dinero... Se puso tan histérica que al final me tuve que poner yo para calmarla... En cuanto me escuchó, lo primero que hizo fué preguntarme el día en que estábamos (no había caído hasta ese momento) y llamarme cosas que a nuestra santa madre no le hubieran gustado nada... Me lo pasé pipa, y mi amiga también.

Bertha dijo...

Bueno no salio bien del todo, pero y lo bien que te lo pasaste, pesandolo, maquinandolo, je je, si si que mala eres, me alegro que este ya bien, saluditos.

Salegna dijo...

Ahora entiendo lo de los virus, cuando lo leí en el comentario que me mandaste lo interprete por un virus informático y no acabe de entenderte.
Anda que tu eres de las mías siempre maquinando algo. En vuestra familia no hay quien se aburra.
Un besazo guapísima

Bertha dijo...

Me a encantado tus Oso y tu Pinocho, je je.

Inma dijo...

Este año es el primero que he gastado bromas y no puedo esperar al año que viene para prepararlas con más tiempo y gracias. Lo que me he reido en casa con Jonathan!!!

R.M dijo...

TE he dejado un regalito en mi blog. Besos

Susana dijo...

Jajaja, ay cómo os lo pasáis en tu family...

Salegna dijo...

¡Feliz Año Nuevo! que nos traiga un montón de cosas buenas para tod@s.
¡¡¡FELIZ 2009!!!

Salegna dijo...

¡¡¡Feliz 2009!!!

Y este año viene con premio, ven a buscarlo.

Besos

Mª Carmen dijo...

Anda que me reído un rato con las bromillas...me encanta.

Bicos moitos y gracias por acordarte de mi en tu premio al esfuerzo personal. No sé muy bien como pegarlo en mi blog...haber si me ayuda mi cuñada Ana...
Gracias de corazón.

Elphaba dijo...

Lo mejor de las bromas es no gastarlas el día que se supone que hay que hacerlas. Así pican más! jajajaja

Por cierto, que lo de la escayola es férula, no célula.

Besos y feliz año bromista!

KAMELUCHA--MELA dijo...

Espero y deseo que todos esten un poco mejor okey,,,segurito que si,,,lo bueno es pasarlo bien aunque sea un ratico,,,
besiñossss

MI VITRINA