jueves, 31 de diciembre de 2009

BALANCE

La llegada del 2009 ponía fin al año más duro de mi vida y de la de mi familia. Esperábamos impacientes que viniera cargado de suerte para acabar con el negro y devastador 2008.
Para ser sincera, la situación al principio no cambió mucho :(

En los primeros meses volvimos a perder a alguien muy querido, y por las mismas fechas mi marido paso a engrosar la lista del paro. Al mes ya estaba otra vez trabajando en otra empresa y parecía que las cosas empezaban a mejorar, aunque seguimos en un sin vivir hasta que mi padre se operó y salió estupendo de la operación.

Después de todo esto, ya nos encontrábamos a finales de mayo, justo entonces empezaron las alegrias, todo cambio de color y llegaron los nacimientos. David lo hizo el 31 de mayo, luego nació Rebeca el 15 de junio y ya en agosto lo hizo Hugo.

En julio, celebramos mi cumple y mi aniversario de bodas. Y muchas de las "cosas" de mi casa se negaron a seguir haciéndose viejos: aquí llegaron los cambios, y la dichosa profecía de la que os hable entonces, se llevó con ella: la tele, el vídeo, el frigorífico y el coche. Como sigo siendo optimista, creo que el 2009 fue un año de muchos "estrenos". Casi tantos como hace 11 años cuando nos casamos :P
Llegó de nuevo el otoño y las niñas empezaron nuevo curso y mi sobrina Mara debutó como escolar.

Y hoy como quien no quiere la cosa, volvemos a estar a 31 de diciembre. Es nochevieja y volvemos a poner fin a un año que definitivamente llegó cargado de cambios, estrenos y muchos niñ@s.

Queremos que el año nuevo sea mejor que este y nos impondremos una serie de propósitos que al menos yo, pocas veces llego a cumplir. Pero no por eso pierdo la ilusión de que algún día los llevaré a cabo. Aunque ahora que lo pienso, este año realicé uno. Empecé a yoga y voy a caminar dos dias a la semana... Lo he logrado!!!!!!!! :-))

Al año nuevo no le pido grandes cosas, porque a fin de cuentas, la felicidad está hecha de pequeñas cosas: un pequeño yate, una pequeña mansión, una pequeña fortuna...

Que no, que es broma :P


Al 2010, para los mios y para todos vosotr@s,

solo le pido dos cosas: Todo y Nada.

Todo lo que os haga feliz y nada que os haga sufrir.

¡Feliz Año Nuevo!


miércoles, 23 de diciembre de 2009

FELIZ NAVIDAD


FELIZ NAVIDAD A TOD@S

viernes, 27 de noviembre de 2009

TOMA, TOMA Y TOMA

La suerte sonrie, pero el esfuerzo se recompensa...


2005

"I concurso de postales navideñas del colegio" Primer premio en categoria 1º, 2º y 3º de educación infantil, Alicia

2006

"II concurso de postales navideñas del colegio" Primer premio en categoria 1º, 2º y 3º de educación infantil, Alicia


2007

"III concurso de postales navideñas del colegio" Primer premio categoria 1º, 2º y 3º de educación primaria, Alicia


2008

"IV concurso de postales navideñas del colegio" Accésit categoria 1º, 2º y 3º de educación primaria, Alicia


2009

"V curso de postales navideñas del colegio" Primer premio categoria 1º, 2º y 3º de educación primaria, Alicia


Este año se podian presentar hasta tres postales, así que Ali presento también esta:

Laurita también se esforzó mucho y aunque no resultase ganadora en su categoria, para mí es toda un artista. No me digais que su pastor-troglodita no esta genial :)


martes, 24 de noviembre de 2009

DE SUERTE CONTENTOS, UNO DE CIENTOS

Hace unos dias Richard, un amigo bloguero, me invitó a formar parte de un grupo en el facebook. Decliné la invitación porque no me identificaba en nada con la finalidad del grupo. No cumplía el principal requisito, así que por coherencia, no pude unirme a la causa. Era el grupo: NUNCA ME TOCA NADA EN LOS CONCURSOS. Los que me conoceis, por poquito que sea, sabeis que tengo bastante suerte en el juego, y no me refiero a que una vaya al bingo (como la tía Lali que tanto nombra Marti) sino que es raro el concurso al que me apunte en el que no me lleve algo. No quiero decir que me toque todo todo, sino que más del 50% de las veces, me suelo llevar algo :)

Si hablo de premio en metálico en los que deba hacer primero una apuesta monetaria (lease loteria, primitivas y demás quinielas) debo decir que el porcentaje cambia mucho y pa peor, aunque tengo que decir que hace 7 años me tocó una primitiva de 5 aciertos el mismo día que mi hija hacia un año. No me sacó de pobre, pero no veais lo bien que le vino ese peñizquito a mi cuenta corriente...

En mi favor, tengo que decir que me apunto a un bombardeo, así que está claro que tengo más posibilidades que me toque a mí, que a alguien que no participa nunca en nada. Me gustan los concursos (sino que le pregunten a las estherianas y a las triniteras, jejeje) y no me cuesta participar en todo aquello que sea via internet, porque aunque una no lo parezca, es bastante tímida y prefiero los concursos on line a los de la tele (a los que no me presentaria ni loca)
No sé de donde me viene esta vena concursera, aunque mi primer recuerdo viene de la época del colegio, cuando gane unos discos de heavy metal (no me gusta nada esté genero musical) en un sorteo radiofónico. En una emisora local hacian una pregunta sobre la revista de una tienda muy conocida de discos. Casualidades de la vida, una amiga, que recibia la revista, se la dejó en mi casa. Y siguiendo con las casualidades, se me ocurrió participar en el concurso porque tenia la respuesta delante de mí. Ya sabeis el final, un día a la hora de comer, el locutor me nombró como ganadora de los discos. Aún los tengo guardados, aunque reconozco que fuí incapaz de escucharlos :P

Después de este, vinieron muchos otros concursos. Y viendo que la fortuna me sonreia a veces, seguí probando suerte. A lo largo de mi vida, he ganado de todo en los más diversos concursos. En unos me lo tuve que currar un poco, y en otros con simplemente rellenar una papeleta el premio fue mío:

- Juguetes varios, en concurso de disfraces en Mercaplana
- Libros juveniles, en el Antiguo Instituto, contestando preguntas literarias en la celebración del Día del Libro.
- Material de pintura, en concurso de carteles de carnaval.
- Dvd portatil con pack de peliculas clásicas, rellenando papeleta en la feria de muestras.
- Cadena musical, en concurso fotográfico de Telepizza donde presente la siguiente foto :P


- Relojes y sombrillas Simpson, en juego on line de Nutella.
- Pack de libros saga el capitán Ala Triste firmados por A.Reverte, en juego on line de la web del autor.
- Carrusel cuna de bebé, en concurso de fotos de una revista de bebes.
- Varios vales de 30 euros del Corte Ingles, en concurso radiofónico.
- Una cesta de navidad.
- Cenas, tartas, comidas, camisetas y demás cosas variadas en concurso radiofónico aún en antena y en el que solemos participar Remi y yo (sé de buena tinta que hoy, mientras escribo esto, mi hermana está concursando, jiji)

No me equivoco si digo que a estas alturas, estareis pensando que si no hago otra cosa que participar en concursos ¿a que sí? La verdad es que aunque no me creais, a veces no busco el consurso sino que el concurso me busca a mí.

Hace tres años, me llegó un catalogo de muebles a casa. Era de una nueva muebleria que se había instalado en un poligono industrial en el que cohabitan la mayoría de tiendas de muebles de la región. Por entonces, la habitación de las peques estaba solo amueblada por una cama para Alicia y por la cunita de Laura, así que como me gustó alguna de las ofertas que venian, me decidí a visitar la tienda. Estaban de inauguración por lo que a los niños les obsequiaban con globos y a los adultos, nos ofertaban lo buscado, metiendonos por los ojos que te hacian algún regalo (televisores, consolas, cadenas, etc) . Allí estabamos, escogiendo un dormitorio tipo tren para mis peques, cuando la vendedora que no me veia muy convencida, me dijo que podía regalarme una play, o una tele pequeñita... Creo que mi cara se lo dijo todo, así que como con regalos la cosa tampoco me quedaba clara, decidió cambiar la estrategia y convertir el regalo en un suculento descuento en el precio. En un momento dado, no me acuerdo por qué, otro vendedor se acercó y para echar una mano a su compañera, me dijo: "Venga mujer, si haces la compra hoy, entras en el sorteo de un cheque por valor de 2500 euros y la compra te saldría gratis" Yo algo escéptica con el tema, le contesté que eso era igual que si echaba la primitiva y acto seguido me compraba un piso porque igual me tocaba la loteria...

Al final, con la ayuda de Edu, Alicia, mi cuñao y mi hermana, me decidí. Y aunque en un principio, solo iba a comprar las camas tipo tren, salí de allí con la habitación completa, armario esquinero incluído.

¿A que viene todo este rollo? Pues a que a la semana me vinieron a medir la habitación, y a los dos o tres dias, un viernes a las once menos algo de la noche, sonó el teléfono. Me dicen que me llaman de la muebleria, y que hay un problema. Le conteste un poco borde, porque la verdad es que no eran horas para llamarme y decirme que había problemas con el mueble, ¿no había otro momento que cuando tenía a mi bebé ya dormida????? El chico se disculpa por las horas, y me dice que tiene una noticia para mí, que había ganado el cheque de 2500 euros. No os podeis imaginar que subidón me dió. Así que aparte de salirme gratis el dormitorio me dió para comprarme un nuevo colchón para mi cama, jejeje.

Lo mejor es que salí de la tienda pensando que esos concursos eran un tongo y que nunca tocaban a nadie o si tocan es a algún conocido. Ahora tengo que decir que no es así y que a veces la suerte nos pilla desprevenidos :) Os juro que no sé donde tengo el folleto, pero para recoger el premio me hicieron la tipica foto de entrega del cheque, y por más que busqué no la encontré. Si no, os prometo que ilustraria esta entrada :P

Mención especial, merecen los dos foros a los que pertenezco y donde he ganado algún que otro premio. Las coordinadoras de ambos foros están siempre animando el cotarro así que todos los meses hay concurso nuevo. Casi siempre son concursos donde tengo que devanarme un poco la cabeza buscando por internet el lugar o el personaje que aparecen en la foto. Aunque también piensan concursos más elaborados, donde debemos hacer un relato corto, una viñeta coloreada o unir correctamente fotos de bebés con las fotos actuales de algunos de los participantes :)


Estos son los dos últimos premios que he recibido de ambos foros. En el de Esther, un lote completito de libros de Esther y su mundo con bolsita incluida y en de Trini Tinture, una revista Lily, que para los que no lo sepan, era una de mis lecturas preferidas cuando era pequeña. Y como no guardaba ninguna , volver a tener una en mis manos es todo un sueño.

Por último, tengo que hablar de los premios blogueros, eso que se pasan de un blog a otro, y que tanta alegría da recibirlos. Sé que aún tengo por colgar alguno de ellos, pero prometo hacerlo en mi próxima entrada. Es un orgullo que conteis conmigo para el reparto, aunque como siempre los cuelgo la última, me las voy a ver negras para pasarselo a quién no los tenga aún :)

Creo que la suerte además de nacer con ella, debe ser algo que se busque, porque si no participas y lo intentas, dificilmente te puede tocar nada, no creeis? Y pienso que igual que transmitimos a nuestos hijos caracteres de nuestra personalidad, les debemos inculcar el ser positivos y el intentar las cosas. A fin de cuentas lo importante es participar y dejar que sea el azar el que decida en que momentos nos sonrié :) En mi casa, no solo soy yo la afortunada, mi hija mayor suele tener muchisima suerte en los sorteos y como participa en todo lo que se le pone por delante, pues a veces obtiene algúna que otra satisfacción. Aunque lo mejor es dejarle claro que no siempre se gana y que la mayoria de las veces el laureado puede ser otro :P

Generalmente cuando me toca algo, mi familia cariñosamente me suele decir: "Todos los tontos tienen suerte". Que quereis que os diga, será que atraigo la suerte porque no voy por la vida de intelectual :)

O será que tengo mucha paciencia y se esperar, porque como leí un buen día en algún sitio: La suerte se cultiva, pero no se cosecha cuando uno quiere.

miércoles, 21 de octubre de 2009

FELIZ CUMPLE LAURA

video

jueves, 15 de octubre de 2009

FRIKADAS NOSTALGICAS

Si hay unos juguetes que hicieron las delicias de los niños y niñas de los 70 y 80 fueron los sobres sorpresa. Los había para niños y para niñas. Dentro de los de niños los había de soldados, de indios y vaqueros y de montar tu propio coche o avión (precursores de los juguetes de montar de los kinder :P)

Entre los sobres de niñas los temas eran otros: pescaría, frutería o cualquier otro tipo de tienda, de cocinitas, de cuidadora de bebés... Estos últimos los recuerdo con especial cariño porque aunque todo era de plástico del mismo color, me encantaban los muñequitos de una sola pieza que traían y que podías meter sin ninguna dificultad en el bolsillo :)

Supongo que todos los de mi quinta los recordareis igual que yo, porque eran juguetes que casi todos nos podíamos permitir, por su bajo coste y por venderse en cualquier kiosco que tuvieras a mano.

Este año en la feria de muestras, mientras Edu donaba sangre, Remi, Sirgo y mi padre encontraron un puesto con coches y muchos juguetitos antiguos. Mi hermana venia emocionada diciendo que había sobres sorpresas y para allá me fuí como una loca a rebuscar y comprarme algo. El primer tesoro nostálgico que me compré fue un sobre sorpresa "frutería", aunque también me hice con un bloc de "mariquitas" y con un muñequito que no resistí dejar allí solo :P

El vendedor nos dijo que en la feria del desembalaje de antigüedades, que se hacia desde hace unos años en Octubre, solía llevar más sobres sorpresa. Casi nos aseguró que entonces tendría los de soldaditos de toda la vida, que Edu buscaba para jugar con Alicia a las canicas :)

Así que este finde volvimos a reencontrarnos con el vendedor y llenamos la cesta con algunos sobres sorpresa más :)
Aquí os dejo las fotos de todo. Seguro que volveis conmigo a aquellos años en los que todos eramos niños :)
Y a más de un@ os apetecera decir: ¿Puedo jugar contigo? :)











sábado, 3 de octubre de 2009

EL CEMENTERIO

Hace unos días realizamos una "excursión" al cementerio. Si como lo leéis, al mismísimo campo santo de la ciudad. Y no al moderno y sofisticado cementerio nuevo, sino a "El Sucu" un cementerio visible desde el barrio del Llano y desde dos de las principales entradas a la ciudad.
Y os preguntareis como terminamos de visita en un lugar tan... ¿tétrico?
Era una de esas cosas que nos quedaron pendientes en verano por falta de días, y aprovechando el buen tiempo de este otoño, decidimos llevarla a cabo la primera tarde libre que tuvimos. Tengo que decir que al igual que la visita al Jardín Botánico, fue una idea de Alicia. Y es que su sana curiosidad de niña de 8 años no deja nunca de sorprenderme.

En mayo, volviendo de la piscina, me pregunto que era ese lugar que veíamos todos los días de camino a nuestra casa. Me quedé perpleja cuando me saltó que nunca había estado en uno y que quería que la llevará de visita a este. Mis abuelos y mi madre están incinerados por lo que no tenemos a nadie que visitar ni al que llevar flores, así que planeamos una visita simplemente por el hecho de que mis hijas vieran un cementerio y sus tumbas de cerca.
Llegó el día previsto y ni cortas ni perezosas nos fuimos de excursión junto con mi prima Maribel y sus hijos Luis y Laura. Ninguno de los peques parecía asustado, sino todo lo contrario, estaban ansiosos y felices por la visita.

La zona de acceso al cementerio desde el Llano, está en obras por la remodelación y ampliación de un parque cercano, así que ascendimos cual las cabras, por un terreno inhóspito lleno de piedras y terrones de tierra. Al no ir por el camino "oficial" cuando alcanzamos la verja, llevábamos todos la lengua fuera, aunque la ganas de conocer el lugar eran tantas, que los niños no se quejaron ni un poco por el pedazo caminata que nos habíamos metido.

Una vez dentro, subimos las primeras escaleras y empezamos a recorrer los largos pasillos de nichos.


Fue una visita contra reloj, pues en menos de una hora cerrarían el recinto. Maribel y yo, estábamos todo el rato pendiente de escuchar la sirena que avisa del cierre, no nos fuéramos a quedar encerradas :)
A Luis y Alicia, les llamó la atención una parte del cementerio donde las tumbas son en tierra y todas ellas de pequeño tamaño. Les explicamos que allí estaban enterrados niños y niñas, y enseguida empezaron a curiosear para ver a que edad se habían muerto y esas cosas. Ahora que lo cuento parece un poco morboso, pero la naturalidad con las que ellos pasearon por allí, me hace pensar que los niños están hechos de otra pasta y que somos los mayores con nuestros propios miedos, los que les inculcamos infundados prejuicios :)


Luego subimos a la parte alta donde está la iglesia y la zona de panteones. Desde allí empezamos el descenso, disfrutamos de las vistas de la ciudad, y prometimos volver otro día.

No nos quedó rincón que visitar y a Alicia ningún lugar sin inmortalizar con la cámara del abuelo. La verdad es que he descubierto que tiene "madera" de fotógrafa.









































































































































¿Alguien ha visto a la artista????
Si es que esta niña me termina sacando de pobre!!!! A ver si tengo la nueva Ouka lele en casa y la tengo desaprovechada :)

MI VITRINA