miércoles, 13 de febrero de 2008

FELIZ SAN VALENTIN


Todos conocemos a alguien que piensa no regalar nada en San Valentín. Que dice pasar de esas fechas consumistas, que alguien se inventó un buen día para sacar tajada. Quizás hasta tú, pienses del mismo modo. Por esa regla, no podríamos celebrar nada, porque todas nuestras fiestas o celebraciones, en mayor o menor medida, están comercializadas y explotadas hacia la cultura consumista: la navidad, los reyes, los carnavales, la semana santa… En todas ellas nos atiborran con anuncios de dulces, de objetos, de viajes, de miles de artículos que podemos comprar, comer, regalar e incluso regalarnos.


Estoy de acuerdo con eso de que debemos querer a nuestra pareja todo el año, claro. Pero en esta estresante vida que todos llevamos con prisas, agobios y horarios que cumplir, que menos que tomarnos un “kit-kat” una vez al año para demostrarle a nuestro marido, amante, novio o lo que sea, que le queremos. No es el valor que tenga el presente, sino el detalle de hacerlo, de acordarte.

Por esa regla de tres, no celebraríamos aniversarios, ni cumples, ni nada de nada, porque todo es sustituible por cualquier otra fecha que a nosotros nos venga mejor.

Se suele decir que la festividad de San Valentín la puso de moda en España el Corte Ingles. No niego tal posibilidad, aunque reconozco que la fiesta ya se celebraba en muchos otros sitios y según la fé cristiana (ya que hablamos de un santo) San Valentín, fue un romano que se convirtió en mártir por negarse a renunciar al cristianismo y por ayudar a escapar a los cristianos encerrados en las cárceles romanas. Murió un 14 de febrero del 269 a. d. Otros relatos lo remontan al reinado de Claudio III cuando el Emperador decidió que todos sus soldados debían ser jóvenes y prohibió el matrimonio. Valentín, un cura del reino, ante la injusticia de tal decreto siguió casando en secreto a las parejas hasta que siendo descubierto por el mismo Claudio, fue encarcelado por tales hechos.

Según la leyenda el propio Valentín, enamorado de la hija de su carcelero durante su encierro dejo una carta de despedida a la muchacha. Al final de la misiva se dice que escribió la siguiente frase “de tu Valentín”. Firma que convertirían en suya las futuras parejas en las populares tarjetas que se envían ese día. De ser cierto, esa sería la primera carta de amor de San Valentín.
En el año 496 a. d. el Papa Gelasio decidió que el día 14 de febrero se honrase a San Valentín.
Poco a poco se popularizo el envío de tarjetas entre las parejas coincidiendo con la fecha y se empezó a ver a San Valentín como el patrón de los enamorados.

Tras esta lección de historia, solo espero que mañana, mi marido se acuerde de tener un detallito conmigo. Tengo que ponerme las pilas porque todavía no le compré nada y ya no me sobra mucho tiempo. A lo mejor me gasto los cuartos en una buena cena, que disfrutemos tranquilamente los dos. No sé, no lo tengo muy claro, pero seguro, seguro, que le cae algo. Ya os contaré…
Y por si no nos vemos antes:
¡Feliz San Valentín a todos!


2 deslenguaos:

RM dijo...

Feliz San Valentín para ti también. Espero ke te regalen algo ke te guste jajajaja, seguro ke si eh?

Muack

Princess Libusse dijo...

Feliz San Valentin! (Que los festejos tienen que durar por lo menos una semana) XD

http://es.wikipedia.org/wiki/Lupercales
Como todas las fiestas "Cristianas" el origen es pagano.

Muchos Besos!!

MI VITRINA