sábado, 8 de marzo de 2008

UN NUEVO ANGEL EN EL CIELO

Ayer fuí a un Spa urbano a relajarme y desconectar en poco más de una hora, de una semana estresante, llena de citas médicas y de noches en vela. El agua burbujeante, la terma y las duchas de chorros hicieron su efecto y volvi para casa como una malva.
Nada más llegar me puse a ver la tele mientras preparaba la cena y oí la noticia de Mari Luz. En ese momento me dí cuenta de lo afortunada que era de encontrarme estresada, de poder reñir a mis peques, de tener que llevarlas al médico y hasta de pasar de nuevo muchas noches en vela por algún virus.


Mi más sentido pésame a esos padres que no cesaron nunca en su empeño de encontrar a su niñita. Que no perdieron nunca la esperanza y siguieron en su afán de buscarla.
He escuchado a otros padres en circunstancias similares pedir encarecidamente que la busqueda terminará para ellos, con final feliz o sin él. Imagino que necesitan poner el "remate" a esa prolongación de si mismos, que en algún momento les arrebataron y necesitan encontrar lo más importante: una respuesta. Para la familia Cortés el final ya ha llegado. Sé que no era el que hubiesemos deseado ninguno de nosotros, y el único consuelo (si es que puedo llamarlo así) que les queda a sus padres es el de poder enterrar el cuerpo de su hijita y saber que la angustiosa búsqueda de los últimos 54 dias ha cesado por fín.
Todavía les queda pasar un trago muy duro, todo aquello que desvelará la autopsia y que espero que si lleva a algún culpable, ayude a la policía a detenerle y hagan que termine pudriendose en la cárcel.


Acompaño en el sentimiento a esta familia de Huelva y en especial a los padres, que en estos momentos deberan sacar fuerzas de donde no las tienen para poder superar este duro golpe. Mi apoyo para todos ellos y un caluroso abrazo para los padres.


Un nuevo ángel está en el cielo: Mari Luz.


D.E.P.




1 deslenguaos:

R.M dijo...

bre padres, pobre niña y pobres de todos nosotros con tanta inseguridad.

La verdad es ke la vida nos esta diciendo en cada cosa ke pasa, ke la vivamos siempre como si el actual fuese el ultimo dia, verdad?

Espero ke el o los culpables, paguen por ello como se merecen. No a las reducciones de condena!

Besos

MI VITRINA