miércoles, 6 de julio de 2011

LA FUERZA DE LA NATURALEZA

Hace unos meses, os contaba que una de mis lechugas había "emigrado" al jardinillo de la calle. En aquella ocasión me dejó perpleja lo caprichosa que es la naturaleza y hace unos días, la naturaleza volvió a sorprenderme...
Este año, salvo alguna planta aromática, no tenía nada comestible plantado en mis macetas. En otoño las llené de bulbos de tulipanes y aunque ya han pasado su floración, no me decidía a sacarlos, porque en una de las macetas vi que estaba germinando una plantita.
No me pareció una mala hierba, y pensando que se trataba de alguna vieja semilla de planta ornamental , plantada en años pasados, esperé para darle una oportunidad.


Un día me fijé que tenia flores. Unas pequeñitas y amarillentas, que para mi desgracia se mustiaban enseguida y nunca conseguía ver en su mejor momento. Seguí regando la maceta y a mediados de junio, me volví a fijar en una flor mustia. Esta vez, me pareció ver una protuberancia verde delante de ella, y cuando me fijé mejor, no me podía creer lo que veían mis ojos. Me estaba creciendo un pimiento, XD


En mi vida he plantado pimientos, así que otra vez la caprichosa naturaleza ha hecho de las suyas. Creo que esta vez, la semilla a venido de arriba. Imagino que alguno de mis vecinos de los pisos superiores, sacudió el mantel por la ventana y junto con las migas de la mesa, se coló la semilla de pimiento.
Ahora estoy feliz con mi pimiento. Aunque no tenia ni idea de sus cuidados y mirando por google, he visto que tengo que sacrificar el primer pimiento, para favorecer el crecimiento de la planta. ¡Pero me da una pena quitarle el fruto conseguido en su lucha por la supervivencia!!!!!!



Ainsss no me decido a hacerlo, ¿que me aconsejáis???

9 deslenguaos:

Velvetina dijo...

Yo te digo que, bajo mi opinión, la naturaleza es muy sabia y nos enseña muchas cosas… Piensa por ejemplo ¿cuántas veces te has tenido que desprender de algo que apreciabas en esta Vida nuestra para poder seguir adelante?.

Ha sucedido un pequeño milagro en esa maceta, ¡agárralo y disfruta de él!. No habrás probado un pimiento más delicioso que ese. Si esperas, acabará por marchitarse y puede que ningún otro pimiento pueda florecer.

Sé que tu pequeño huerto lo harás grande.

Un fuerte abrazo

Velve

chema dijo...

me ha hecho gracia lo de "estoy feliz con mi pimiento". :) pues sí, la naturaleza tiene cosas muy curiosas. a mí también me daría pena arrancarlo, pero si la gente que sabe de estas cosas asegura que eso servirá para que la planta siga creciendo... y quién sabe, quizá para que crezcan más pimientos u otras hortalizas... pues habrá que hacerlo. :)

COILET dijo...

cometelo fritito , estará exquisito, jejeje

Susana dijo...

Que gozada!!! La naturaleza es sabia y sorprendente!!!! A mi me ha pasado exactamente lo mismo, y aún no sé qué es lo que está creciendo en mi maceta. En mi caso no ha sido ningún vecino sino mi propia hija la que puso la semilla, pero ahora no se aucerda de qué era, así que... a esperar a ver qué nos sale... jejejeje

Geno dijo...

Susana, hay que hacer lo que hay que hacer así que ¡a sacrificar! que seguro que redunda en tu propio beneficio (o sea, saldrán más pimientos ricos, ricos, ricos)

africa dijo...

A cortar el pimiento niña, quítale las semillas, ponlas a secar y plántalas, la naturaleza te seguirá sorprendiendo, me encantan tus entras ecológicas! jajaja

AFRICA04

KAMELUCHA,.,.,.,.,., dijo...

jjajaj que linta matica Y TU PAGINA ESTA preciosa en cuanto me anime un poco mas haber que hago con la mia jjjjjj en facebook entro muy poco y aca ya ves tambien,,,,,
cuidaros mucho ..sobretodo esos soles de criaturas que teneis por ahi,,bikos

Lucía dijo...

Desde luego este pimiento te va a saber a gloria bendita. Tiene un aspecto precioso, todo brillante, jugoso.
Bueno, seguro que no es el último.

Inma dijo...

Llego muy tarde y espero que no lo sacrificaras. Este pimiento es un campeón, la madre de todos los pimientos y se merece una buena ensalada casera. Ya contarás.

MI VITRINA