lunes, 28 de febrero de 2011

UNA DE LECHUGAS

Hace dos primaveras, probé eso del maceta-huerto. No tengo balcón, pero eso no me frenó, llené las macetas de las ventanas de mi cocina y de mi salón con tiernos brotes de cogollos de Tudela. Todos se convirtieron en preciosas lechugas, menos un par de ellas que dejé "espigar" para quedarme con la grana. Al final, no la recogí. Tenia que dejar que se secaran las flores y cuando me dispuse a hacerlo ya no estaban, la lluvia y el viento habían hecho de las suyas y no me habían dejado ni una sola.


Pero bueno, habíamos disfrutado durante todo el verano de una buena cosecha de cogollos y eso me bastó. El pasado año no repetí la experiencia y tampoco me percaté de lo que seguro que ocurrió debajo de mi ventana.

Hoy, después de despedir a las niñas en la calle me he dado la vuelta y me he dirigido hacia el portal. Pero a escasos tres metros de él, me he quedado atónita mirando los pequeños y abandonados jardines que separan el soportal de la acera. Justo en el jardinillo que queda debajo de la ventana de mi salón, han nacido un par de lechugas. Lechuga comestible se entiende.


Una esta espigada, pero la otra es un enorme cogollo, eso sí, todo abierto porque para que quede cerrado, tiene que estar apretado contra algún congénere :)
He subido a casa perpleja, les he sacado la foto desde la ventana y esta noche tengo planeado bajar a cortar la preciosa lechuguita. Ahora no, porque me moriría de vergüenza si alguien me viera...

La espigada la voy a dejar donde está. Esta vez estaré pendiente día a día de la planta y ni el viento ni la lluvia podrán robarme la grana. Aunque con mi suerte seguro que después de meses de no tocar los jardines, vienen del ayuntamiento y me levantan la tierra. Como si lo viese, XD

Edito: Aprovechando que con el frío y la lluvia no andaba un alma por debajo del soportal ni en las terrazas de los bares de debajo, he recolectado la lechuga. Esta noche degustaré el cogollo que intentó huir del cuchillo sin exito :)

14 deslenguaos:

KIRA dijo...

Estas son esas cosas que la madre naturaleza hace y que nos dejan atonitas.... jajajaja
Menuda ensalada te vas a cenar esta noche, me invitas??? :PPP

BLAS dijo...

Yo no me hubiera dado ni cuenta!! Hubiese pensado que era una mala hierba gorda o algo parecido. La verdad es que las que tienes en macetas de otros años son impresionantes. Dan ganas de comérselas y nunca mejor dicho! Ñammm... Qué ricas bien aliñaditas...

Anónimo dijo...

Me encantan los cogollos de lechuga. Con anchoas, trucha ahumada o salmón.
No sabía que se podían plantar en una maceta, así es que ya me dirás como se hace, pues de momento sólo planto en el Cityville, jejeje.

Me asombra lo que cuentAS, pero la naturaleza es increible. Y en tu tierra es que yo creo que brota todo hasta en el aire.

¡Y esta noche o mañana tu nuevo cogollito!!

Un besin

BRAVISSIMA

Geno dijo...

Jajaja, que bueno! Miralas, que listas, como en la maceta no les hacías mucho caso, se buscaron otro sitio. Eso sí, vete a buscarlas antes de que algún vecino se percate y te las quite ¡que son tuyas!

africa dijo...

Como si te estuviera viendo jajaja ahí mirando para un lado y para otro al cortar el cogollo jajaja, que cosas! gracias por contarlo, me ha encantado y buen provecho!

AFRICA04

chema dijo...

bien hecho, susana! pero lávala bien, que no dudo que lo harás, pero soy muy escrupuloso con estas cosas y me da la vena protectora, ayy... ;)

R.M dijo...

Ya bajaste a por el cogollo? jajajaja. A ver si en mi nuevo edificio dejan poner macetas, que te quiero hacer la competencia y plantar cosinas. Y a Kira tambien, porque quiero plantar menta, etc. Minihuerto urbano, jeje

Koldo dijo...

Susi, creo que te escribí por si querías que te siguiese mandamdo PPS y no me has dicjho nada, no se si te borré ,pero dime algo y seguiré en la brecha. Muy beno esto de las lechugas en el balcón y en la acera, pero ya sabes, el viento los pajaros...la vida se abre camino...KOLDO.

COILET dijo...

uy, yo cuando veo a vejetes recoger una planta de hojas alargadas en las pendientes laderas de un camino entre pinares que atravieso todos los días me quedo un poco atónita pensando si tan buena estará esa planta que son capaces de arriesgarse así, ya no por la inclinacion de la pendiente, sino porque es un lugar frecuentado por dueños de perros donde los sueltan para que hagan sus "cositas", y claro... no puedo evitar pensar en que esos vegetales están... meados, perdona por ser tan quisquillosa, pero lo que crece en la calle... ejem... ya me entiendes... por favor ten cuidado!!!

Bertha dijo...

Mira que bien, lechuquitas y espinacas que rico, jeje.

Inma dijo...

Me dejas asombrada, pero no porque las lechugas encontraran una vía para crecer en otro lugar, sino porque esto del verde parece ser una ciencia complicadísima.
Hablas con soltura de granas, espigar, y no séque cosas más. Yo pensaba que se plantaba, se regaba y se recolectaba y parece que es mucho más que eso

Susana dijo...

Tocaya, a ti también te crece todo donde menos te lo esperas!!!!! Yo estoy deseando comenzar con mi huerto este año!!!

Lucía dijo...

Es que donde esté un cogollo de Tudela... Te lo dice una tudelana.
Desde luego natural 100%, de la maceta a la mesa.
Lucía

Xad dijo...

Que bueno. Yo he plantado en la ventana tomates, pimientos, perejil y patatas. Todo era prueba. Las semillas, salvo la del perejil, las iba retirando de los vegetales según cocinaba. Para las patatas aproveché una que tenía varias raices. Resultado: dos pimientos canijos, un tomate enano en forma de corazón (le hice foto) y cuatro patatas. Pero disfruté con el experimento (cuando dije de probar con lechugas y berzas me dijeron que estaba locuela, pero creo que probaré también).

MI VITRINA