viernes, 13 de febrero de 2009

QUERIDA ROCIO

Ayer te fuiste. Nos dejaste sin quejarte, sin maldecir, sin gritar al mundo un "¿Por qué yo?" lleno de rabia. No, tú te fuiste en silencio, preocupada por todos aquellos que te rodeaban, ayudando a los demás a no inquietarse por ti.

Decías de ti misma que eras cobarde. Veías en los demás valentías donde nosotros solo veíamos un paso más. Y al final, nos diste a todos una clase magistral de coraje. Supiste enfrentarte a tus males. Les plantaste cara, y aún cuando la enfermedad te ha ganado la batalla, el recuerdo que nos dejas es el de una mujer luchadora que nunca perdió su ilusión por vivir.

Sé que nunca más volveré a oír al otro lado del teléfono ese “Hoooooooooola” con aquella alegre forma de arrastrar la “o”. Escuchar a Bosé nunca será ya lo mismo. Y volver a un concierto de él, sin ti ,ya no tiene sentido.
Hace tantos años que nos conocemos que hemos compartido prácticamente todos nuestros buenos y malos momentos. Ya fuera por carta, por teléfono o de la mano, siempre hemos estado unidas por una amistad de casi 30 años.
Juntas recorrimos kilómetros montadas en bici, meriendas en el puente a mitad de camino, tardes enteras tumbadas al sol contándonos confidencias, cumpleaños, chocolatadas, largas esperas a la puerta de un concierto…
Recuerdo el abrazo que nos dimos hace casi un año en el funeral de mi madre… o como hace dos semanas me decías adiós con la mano cuando las fuerzas ya no te acompañaban.

No recuerdo haberte visto nunca enfadada de verdad. Eras amiga de todos y no tenias, ni querías enemigos. Eras alegre, vital, trabajadora.
Incapaz de ver dobleces en las personas, siempre veías lo mejor de cada cual y tenias la extraña cualidad de sacar de cada uno, lo mejor de si mismo.
La vida te ha dejado a mitad de camino. Todos tenemos un destino, pero el tuyo a llegado a su fin mucho antes de lo esperado, dejándonos a los que te queríamos, un vacío que nunca nadie podrá llenar como tú.
Siempre acudíamos la una a la otra para contarnos todos los acontecimientos importantes, alegres o tristes, de nuestras vidas. Hoy, tengo el corazón roto y no puedo acudir a ti buscando consuelo. Se me hace tan raro...

Me tranquiliza pensar que ya no sufres. Que has descansado después de dos años de incertidumbre. Que hoy por fin, los brazos de tu madre te vuelven a abrazar después de 29 años.
Amiga, la palabra valiente, lleva ya dos años unida a tu nombre, Rocío. Y de hoy en adelante siempre seguirán así.

Hace algo más de un año, tú nos dabas las gracias públicamente en una carta. Hoy soy yo, la que te escribo nuestra última carta, y espero que estés donde estés, aunque ya no puedas leerla, recuerdes que siempre te tendremos en el corazón y que para mí fue un orgullo el haberte tenido como amiga.
Adiós amiga. Hasta siempre.

18 deslenguaos:

Mª Carmen dijo...

Me emocionado un montón al leer este post de despedida, casi sin darme cuenta y las lágrimas ya estaban aflorando. Injusto que la vida no nos deje saborearla hasta el final, rematadamente injusto...y a veces tengo la sensación de que además nos arrebata a los mejores.

bicos moitos de corazón

Candela dijo...

No conozco a Rocio (ni la conocere ya), pero tu carta es el mejor epitafio que una amiga pueda tener. Me has emocionado tanto que en cunato acabe de escribir esto me voy al baño a llorar de verdad.

BLAS dijo...

Evidentemente, no conocí a tu amiga Rocío, pero he leído la carta que escribió dando las Gracias que has dejado en este artículo, y me ha parecido que era una persona llena de amor, vitalidad, esperanza y alegría. Ante estos casos te llenas de rabia viendo cómo personas así se van, y muchas veces, como ha dicho Mª Carmen, lo suelen hacer las mejores. Lo único que puedo decir es que si estaba sufriendo, ahora estará mejor, y que los que se han quedado aquí son quienes lo pasarán mal echándola mucho de menos. Pero ella ahora estará bién. Y tú has tenido la inmensa suerte de tener durante muchos años a una persona así en tu vida, a tu lado... No todo el mundo tiene esa suerte. Mucho ánimo, y besos.

cloti dijo...

Me he emocionado con tu carta a Rocío. Te acompaño en el sentimiento por su pérdida.
Bssssssssssss
Cloti

Koldo dijo...

Riesgho, qué bonita despedida a un alma joven que se va y te habrá dejado hecha polvo, pero supongo que sacando fuerzas de donde sólo las bellas amistades dan has puesto un epitafio precioso.Me encanta tener personas como tú entre mis amistades cibernéticas, buena madre, mejor amiga, precioso, de verdad y tierno y humano..te acompaño en el dolor buena amiga........Koldo.

Astrágalo dijo...

Que envidia de Rocío, este donde este sabrá de tu escrito de despedida,¿ tendré yo algunas letras como estas que has puesto el dia que ya no esté?, por eso la envidio, ha conseguido tener una amiga que la ha querido tantos años y aun la quiere sin estar...
Un abrazo.

chema dijo...

a mí también me ha emocionado esta carta. siento mucho tu pérdida. es bueno saber que existen personas que inspiran en otras una amistad tan fiel.
un abrazo

Inma dijo...

Te llevo en mi pensamiento estos días. Todo mi cariño para ti.

Ana dijo...

Susana, mucho ánimo. Tengo el corazó encogido por completo. Sé fuerte y mucho ánimo. ¡Qué injusta es la vida corcho!

Bertha dijo...

Me a gustado mucho tu adios a Rocio, leeyendola me he acordado en mi madre que era como descrives a un amiga buena, generosa, nunca envidiosas, lo daba todo, vamos una buena persona, aunque mi madre se fue con 77 años y tu amiga era muy joven aun, como dice mi hermana mayor, que ella ahora estara muy bien y nos mirara y no quera ver nos llorar por ella que ahora esta muy bien en el cielo cuidandonos desde arriba, recuerdala los vuestros mejores momentos, que ella a si lo desearia, ADIOS ROCIO.

Elphaba dijo...

Sé bien lo que es perder a una amiga. En mi caso con 11 años, y sin previo aviso. Nunca he dejado de recordarla, tan maravillosa, presente todavía, como lo estará Rocío.

admiracion dijo...

lo siento perder ha alguien que quieres es duro!
estoy en el peor momento de mi vida con lo de mi madre y he de confesarte que no he podido leer entero tu texto,me salian las lagrimas, solo apoyarte y mandarte un beso muy muy grande, animo!!

El Sombrerero Loco dijo...

Bueno intenta quedarte con la parte "menos mala" que aunque se haya ido, ya no sufre, y piensa que mientras los que la rodeabais la tengais en vuestro corazón y vuestros pensamientos ella no se irá del todo.
:-********

KAMELUCHA--MELA dijo...

Hay mi niña,,,,
es la vida...si ...es al vida..que a veces nos olvidamos , que es eso..la vida....que hay que seguirla segun nos viene,,,
mis gran abrazo a Rocio , este donde este,,estoy seguro que debie se un persona de esas,,qeu contamos con los dedos...siii,,
de esas que contamos porque hay poquiticas....,,
un besote,,y palante...
siii

Catalina dijo...

Uy, que mal rato mi niña. No se lo que es perder a una amiga, y espero que pase mucho para no sentir ese dolor.

Tus palabras hacia ella han sido preciosas, y yo, que llevo un tiempito sensiblera, me he emocionado leyéndote. No cabe duda de que la llevas en el alma, y el tiempo todo lo alivia.

Mil besos, y mucho ánimo. Lo siento mucho, Rocío tenía toda la pinta de ser una mujer especial.

Cata

Angelosa dijo...

No he podido terminar de leer, sabes que estoy sensiblona, me parece una carta preciosa dedicada a esa amiga que no la podras ver, pero que siempre estara a tu lado, desde donde este te mandara mucha fuerza para seguir adelante.

Muchos besos y animo

CGR dijo...

Me repito pero también me has emocionado con tus palabras. Un homenaje precioso el que le haces a tu amiga. Mucho ánimo y besos

africa dijo...

RIESGHO no estés triste porque tú has tenido la gran suerte de tener una gran amiga y todos los momentos que te ha dado con su presencia y su amistad no hay quién te los quite, seguro que desde ahora tienes allá arriba una estrella que te guiará por los mejores caminos.
AFRICA04

MI VITRINA