domingo, 22 de junio de 2008

EL CONEJO SUPLENTE

Hace unos dias en otro comentario decia que habia algo que me gustaria poseer pero que no lo habia conseguido todavia. Era algo que llevaba cerca de 7 años buscando. Tan sólo unos meses menos que la edad que tiene ahora mi hija Alicia.

Os cuento. Justo unos meses antes de nacer nuestra primera hija, Edu, mi marido, compró un conejito de terciopelo para la pequeña. No era muy grande, ni caro, pero aquel conejo se convirtio en el inseparable amigo de Alicia, y su colita en forma de pompón era entre sus deditos, el mejor relajante para dormirla.

Tanto llamarle "conejo, conejo" que ella en una máxima abreviatura de aquella palabra, llamó a su amigo "o".





Han pasado algunos años desde entonces y el deterioro del peluche es mucho. El uso diario del mismo y los consiguientes lavados han dejado calvas en su cuerpo, tiene remiendos, le he rellenado varias veces, su color ya no es el que era, y su pompón está forrado con una funda de ganchillo. Pero "o" sigue siendo a día de hoy el amiguito más querido por mi hija y su compañero de sueños.

En estos años, he puesto anuncios por internet para conseguir otro conejito igual, he mandado email a las tiendas que la jugueteria tiene por el mundo. Mis padres en cada viaje han recorrido las tiendas de juguetes para ver si en alguna un "o" les estaba esperando. Toda nuestra busqueda fue siempre infructuosa y todas las respuestas obtenidas eran la misma: AGOTADO!!!

Hace tres o cuatro años en el ambulantorio, mientras esperabamos al pediatra, llegó un niño con el mismo peluche. Estaba tan gastado como el nuestro, y la reacción de mi hija fué decirme: Mira mamá, ese niño tiene a "o", y el niño a su vez nos contestaba: "No es "o" es Pepo"
Conversando con su madre descubri que el conejo también habia sido comprado en Toys "R" us y que al igual que nosotros, iriamos a donde fuera para poder tener un "sustituto"de repuesto para el muñequito.
Nunca cesé en la busqueda, pero cada vez la cosa se hacia más difícil y "o" para nuestra desgracia, más viejo.

El día que el Sporting se jugaba el ascenso, bajamos al centro a dar una vuelta y ver el ambiente. Mi hija mayor y Edu estaban viendolo en el Molinón, así que mi cuñado, mi hermana y nuestras pequeñajas, nos fuimos de paseo.
Al pasar por la plaza de Italia, ví que La Casa del Libro estaba abierta y recordé que no teniamos aún, ni Remi ni yo, el nuevo tomo de Esther, así que fuimos a ver si lo tenian. Mire por el escaparate y cuando me acerqué al último, al de literatura infantil, no podia creer lo que mis ojos veian. Encima de unos libros estaba "o", en realidad era un osito "o", la otra versión que había del peluche cuando lo compramos. Tan solo se diferenciaba de nuestro conejito en las orejas, el resto: sus colores, su tacto, su tamaño y su colita eran exactamente iguales.

Empecé a gritarle a mi hermana y ambas quedamos perplejas por el hallazgo. Delante nuestro teniamos un "o" muchisimo mas nuevo que el de Ali.
Solo pensaba en hacerme con él para poder regalarselo a mi hija. Entré en la tienda y el dependiente no supo decirme de quien era el peluche. No sabia si lo habian encontrado o simplemente estaba de decoración en el escaparate.
Le mande un email a una conocida que trabaja allí para ver si podia localizar al dueño del peluche y poder llegar a un acuerdo económico con él. Pero la chica había cambiado de trabajo y no pudo prestarme su ayuda.
Al final mi padre se personó en la libreria, contó la historia y le tomaron los datos para ponerse en contacto con él. Parecia ser, que el osito era propiedad de una dependienta, que lo había traido de su casa para ponerlo allí.


¡Y pensar que en las mejores manos que podia estar aquel solitario osito del escaparate era entre los brazos de Ali!


Esa misma tarde llamaron a mi padre y le dijeron que podia pasar a por el osito, que llevaba olvidado en el almacén de la libreria mucho tiempo , y que realmente la dependienta lo encontró allí y decidio ponerlo de decoración en el escaparate.
No
podeis imaginaros la carita de mi hija cuando le dimos al osito. No le importó que sus orejas no fueran largas, ella lo miró con los ojos del cariño, sin ver ninguna diferencia.

Ella vé en él, a un nuevo "o" que no va a sustituir el cariño que siente por el auténtico, pero que va a dejar al viejo "o" descansar.
"o" llevará a partir de ahora una "vida" más sosegada y sin tantos paseos por la lavadora.

El viejo conejito se quedará en la estanteria, velando desde allí por sus sueños y recibiendo cada día un beso de buenas noches.

El nuevo compañero será ahora el encargado de recibir las caricias en la colita, para poder así conservar al conejo "o" durante muchisimos años más.

24 deslenguaos:

Susana dijo...

Me ha encantado tu relato Susana!!!! me ha hecho recordar a un osito que yo tenía cuando era niña y que ahora tienen mis hijas. Ellas no le hacen mucho caso, quizás por lo viejín que está, puede que con el tiempo aprendan a apreciar su valor "sentimental". Aunque hacia nuestros "amigos peludos" se siente un amor algo irracional, como un enamoramiento. A veces adoran y no se separan del peluche más feo y raído, verdad?

Anónimo dijo...

Yo tenía un osito, el "osito rosa", mi compañero en la infancia... que me acompañó hasta la adolescencia... donde un día justo el día antes de casarme me percaté de su desaparición, supongo que mi madre, cansada de ver aquel trozo de trapo y ya viejecito se deshizo de él... estuve a punto de pillarme un gran berrinche... y aunque en mi corazon quedó un huequecito.. me hice la valiente, "debía ser madura", jaja!! empezaba una vida llena de responsabilidades.. siempre estará en mi recuerdo.. no había otro igual... jamás vi uno parecido... Gracias por recordármelo con tu relato y por cuidar tanto de "o", y la bienvenida al nuevo "o", por supuesto!! Estará en las mejores manos y alguien lo sabía con antelación y se lo puso ahí de regalo, sin duda. Un abrazo. Ali

CGR dijo...

Bonita historia con un final feliz, jejejeje ¡Ah! La conocida de la que hablas, si es quien yo creo que es, ya no trabaja allí y anda con el internet chungo, por eso no te habrá contestado.
Geno

Ana dijo...

Que história más bonita!! Tengo una sobrina que tambien tiene un par de amiguitos muy preciados, pero dejaré que te lo cuente su madre (a novata blogueira). Mi hijo mayor (dos años) le tiene un apego enorme a su almohada pero tiene que tener una funda en particular que es una funda de Ikea que tiene unos erizos. Si no tiene la funda de "chorisos" como él dice ya no le vale, y no veas estos días de atrás que estuvo malito y la vomito como 500 veces, los apuros que pasamos para lavar y secar...Por cierto, no sé si te lo dije alguna vez más, pero tu niña es un solete. Besos, Anacou

Riesgho dijo...

Geno gracias por la información, ya he modificado la entrada para que se ajuste verazmente a la realidad de los hechos, jejeje. Además me mando un email el mismo día que la subí, contandomelo pero no lo leí hasta hoy, porque mi ordenador también va de pena...
Besinos

R.M dijo...

Ayyy las coincidencias o el angel de la guarda ke nos hicieron pasar por alli aquel dia con la de calles que hay para pasear, acercarnos a esa libreria con la de ellas ke hay en gijon y lo ke es mas importante... encontrar en ella otro O...

Benditas coincidencias y bendito nuestro angel!!

Mª Carmen dijo...

Bueno, bueno, bueno...desde luego, que manera más increíble de encontrarlo. Me encanta la idea de que el viejito descanse, y lleve una vida más tranquila sin tantas visitas a la lavadora. Y el joven, se ahora el que curre de verdad. Eso sí al viejo hay que seguirle dándole muchos mimos. Me suena mucho tu historia Susana, yo me temo que acabaré igual que tú. Prometo subir las mascotas de mi hija, desde que nació su ovejita Doly (no fuimos nada originales bautizándola) la acompañado en todas sus alegrías y tristezas. Se la regalaron sus tíos, y no sé como describir el estado en que se encuentra...decir hecha polvo es poco, ya aunque está sucia, me da pena mandarla a la lavadora porque de su último viaje, tiene cataratas, y tan poco es plan. Así que ya me he descubierto en varias ocasiones visitando la tienda por si pudiera aparecer un hijito, o a estas alturas un nietecito de la misma. Por ahora simplemente la cuidamos y no la sacamos mucho que la pobre bastante hace. Más adelante adoptó a Tolo (especie de perro), y aunque lo quiere mucho, su ovejita, es su ovejita.

Bueno me ha encantado la historia, eso sí no se si te lo había dicho, tienes una hija que es un solete, tienes que sentirte muy orgullosa.

Bicos moitos

Vanesa dijo...

Bueno aunque en la intimidad ya lo he hice es hora de hacerlo público: Bienvenido a la familia joven "O", jejejeje.
tiene esencia de angel de la guarda

Catalina dijo...

Me ha encantado la historia de "O". Tu hija es una preciosidad, tanto de pequeña como de "mayor". Siéntala mañana a ver el fútbol, para terminrar de aficionarla.

Besitos
Cartoncilla

La abajo firmante dijo...

Hola!!

Soy Isamar, me ha encantado esta historia! Por cierto, que nena más bonita tienes...

Me alegro que al final hayáis encontrado un sustituto, seguro que tu hija los conservará los dos el resto de su vida. Y siempre que los vea se acordará de lo mucho que buscó su familia para que ella siguiera teniendo su peluche preferido.

Un besito

Elphaba dijo...

Es una historia preciosa. Podría convertirse en un estupendo cuento infantil ¿sabes?
Y tienes una hija guapísima.

Salegna dijo...

Preciosa historia la que nos cuentas y con final feliz, que bonito hacer feliz a tu hija, aprovecho para decirte que es guapísima, aunque supongo que no es necesario porque ya lo sabes.

Y parece que esta historia no tiene fin, porque si tengo un recuerdo de la infancia son los cuentos de Esther y su mundo, en tu blog he encontrado muchas referencias, sigo guardándolos como un gran tesoro, la lastima es que no guarde los tebeos Lily donde también se publicaban sus historias. Me ha ilusionado ver los blogs y me han emocionado recordando la ilusión que sentía cuando salia un número nuevo en el quiosco.

Muchas gracias y un besazo

Salegna dijo...

Hola,
Gracias a ti he conocido el blog de Ana (Como dice mi abuela ...) y la web de Esther y su mundo.

Cuantas casualidades, entre lo de 'o', la firma del libro de Ana y el reecontrarme con los comics de Esther que forma parte de mi infancia y no tenia con quien compartir, solo mis hermanas.

A sido una cadena de casualidades.
Un beso

KAMELUCHA--MELA dijo...

Que hermosa niña que tienes,!!!!,,,,
jjjj lindiiisima y la historia de .0. son tan tiernos los peluches que porque a veces , como en los cuentos hablamos cn ellos,,como cuando eras pequeña...
es lindo tener sueños, es lindo
creer en cosas que realmente nos llenan...
un besitoo..

Salegna dijo...

Espero que no te importe que te haya cogido prestada tu historia y una de las fotos, pero es que me gusto tanto tu historia y la casualidad del reencuentro con Esther que no he podido evitar contarla en mi blog.
Un beso

Salegna dijo...

Ah, me olvidaba, he recortado la foto porque me parecía que no debía poner a tu hija, me parece muy personal.
Espero no te importe lo prestado.
Gracias

meggan dijo...

hola.que bonita historia..la niña que bonita..
no doy a basto con tnato blog.
pero e tengo leida hoy te mando un besazo..
hormiga

Princess Libusse dijo...

Oooh! Por fin el original 'O' puede descansar! Que manera mas curiosa de encontrarlo, yo estaba segura que lo encontrariais asi de casualidad, ademas despues de tanto tiempo... Bueno, me alegro mucho que la historia haya evolucionado ^^ y el osito se parece muuucho!

Cielo, se que ayer fue tu cumple!
MUCHAS FELICIDADES!!

Besinos!
:****

Gonzalo dijo...

¡Hola!

Mi mujer ha llegado hasta tu blog siguiendo enlaces en blogs de labores... y me ha re-enviado el enlace. Nuestra hija Nieves, que tiene 8 años y medio y los mismos ojos que tu hija Alicia lleva toda su vida durmiento con su oso "Matiti" que, como supondrás, es el mismo que el nuevo amigo de "O".

También hemos pensado en qué pasará cuando Matiti decida jubilarse... en tiempos lo vimos en Toys'r'us pero pensamos que ya habría tiempo...

Lo curioso es que nuestra hija no ha sido nunca de jugar con peluches ni muñecas, y a ninguno le ha hecho nunca mucho caso... pero si alguna vez dormimos fuera de casa y nos olvidamos de Matiti, es una tragedia.

Hasta cuando viajamos lo llevamos en el coche para que se duerma una siestecita...

Espero que tu hija disfrute de sus coloridos peluches por muchos años.

Saludos desde Espartinas (Sevilla).

Riesgho dijo...

Hola Gonzalo, que ilusión me ha dado leer tu comentario. Es increible el apego que pueden coger los niños a determinados muñecos.

La verdad es que para Alicia, "O" es insustituible y aunque probamos con otros peluches y otros conejos, como su "o" ninguno. Hasta ahora, que por fín encontramos al "sustituto", al primo oso, al hermanito de "Martiti".

Me a gustado mucho que compartieras tu historia conmigo y espero que Nieves siga disfrutando por muchos años del cariño que siente hacia su osito, aunque viendo como está el de Alicia, me hago una idea de como estará Martiti.

¿Que tendrá este peluche, en la versión oso o conejo, que tanto encandila a nuestras hijas? Deberian de hacer un estudio, jejeje

Muchos saludos para tu mujer y para tí.

Salegna dijo...

¿de vacaciones? cuanto tiempo sin leerte.
Muchos besos

KIRA dijo...

Hola,
he llegado a tu espacio por el blog de una estheriana (susana) y me ha conmovido la historia de "o" tanto q he llorado.... lagrimas no de pena si no de emocion.
Mi nombre es MªJose tengo una hija q en septiembre cumplira 8 años, y como explicas en tu relato es conmovedor como los niños/bebes adoptan a sus mascotas/peluches.
Bueno pues nuestro conejo de larga orejas y tantos años como mi hija se llama "ia" xq asi lo bautizo mi hija con 9 meses y decidio adoprtarlo (pues no era suyo sino de mi hermana el cual le habia regalado yo por su cumpleaños...)la cuestion es q al final has conseguido otro muñeco para tu hija, yo te explico muy x encima mi historia.... mi hermana le regalo su muñeco a mi hija, como bien supondras....
Pero llego el dia en q "ia" se tenia q lavar (uaua q mal lo paso esa noxe) se me ocurrio ir a comprar otro exactamente igual misma marca, mismo color, mismo conejo igualito, gemelos pues cuando llegue a casa y se lo di... fiasco con 10 meses se lo mira por delante por detras y me dice: "ete no ia, ete mama de ia, no tero... tero ia) jajajaja se nos quedo cara de poker (al dia de hoy la mama de ia esta con mi hermana) y nuestra hija cada dia duerme con el y fijate q digo cada dia duerme.... como dice otro papa aqui si nos vamos de vacaciones "ia" si se va a dormir en casa de un amigo/a o de los abuelos "ia" ya esta el pobre en las ultimas y cada dia le explico q llegara un dia q lo tendra q dejar en la estanteria o se rompera no hay manera y yo lo tengo peor pues no quiso en su dia al sustituto y ahora muxo menos....
Estos hijos/as son geniales, leales a sus principios, deseo q nunca cambien....
besos y enhorabuena por encontrar a otro "o" por esa hija tan guapa un besazo KIRA

Catalina dijo...

¿Cúando piensas escribir otra vez?
¿Para cuando las fotos de las niñas en la boda con las arras?

Que suerte la tuya de no tener crisis.
Cuando tenga hijos, tendré las mismas que tu, o más!!!! Estoy es ya un no parar, desde que empiezas con ellas, pa siempre las crisis.

Besistos
Cartoncilla

Salegna dijo...

Entro para saludarte, he visto el mensaje que me has dejado y me ha echo muy feliz saber de ti, también he podido leerte en otros blogs, espero que pronto retomes tus entradas.
Espero tu padre ese recuperado y la boda fuera bien.
Escribe pronto, cuando puedas.
Muchos besos

MI VITRINA