miércoles, 29 de junio de 2011

UNA DE PAÑALES

La primavera suele ser tiempo de bodas, bautizos y comuniones :)


Este año nos hemos librado de lo primero, pero en el último mes, he tenido los otros dos eventos.




Lo último a lo que hemos asistido, ha sido al bautizo y como sabía que a mi cuñada le haría ilusión una tarta de pañales, le lleve algo parecido. No era una tarta al uso, de las que solemos hacer, me atreví con algo más arriesgado que había por la web y que me pareció genial para regalarle a un niño. Y porque no decirlo, para probar si era tan fácil de hacer como las tartas :)


Me llevó más tiempo, y más quebraderos de cabeza. No supe muy bien como narices se agarraban las torres, pero reconozco que el esfuerzo valió la pena y comprobé que con un poco de cinta de doble cara se pueden solucionar casi todos los problemas, XD





Ayer mismo de madrugada, acabé otra tarta, esta vez volví a la original, para un compañero de Edu que acaba de ser padre. Es de las más sencillas que he hecho, pero espero que a los nuevos papás les ilusione el recibirla.




No me quedaron mal, ¿verdad?

MI VITRINA