lunes, 28 de febrero de 2011

UNA DE LECHUGAS

Hace dos primaveras, probé eso del maceta-huerto. No tengo balcón, pero eso no me frenó, llené las macetas de las ventanas de mi cocina y de mi salón con tiernos brotes de cogollos de Tudela. Todos se convirtieron en preciosas lechugas, menos un par de ellas que dejé "espigar" para quedarme con la grana. Al final, no la recogí. Tenia que dejar que se secaran las flores y cuando me dispuse a hacerlo ya no estaban, la lluvia y el viento habían hecho de las suyas y no me habían dejado ni una sola.


Pero bueno, habíamos disfrutado durante todo el verano de una buena cosecha de cogollos y eso me bastó. El pasado año no repetí la experiencia y tampoco me percaté de lo que seguro que ocurrió debajo de mi ventana.

Hoy, después de despedir a las niñas en la calle me he dado la vuelta y me he dirigido hacia el portal. Pero a escasos tres metros de él, me he quedado atónita mirando los pequeños y abandonados jardines que separan el soportal de la acera. Justo en el jardinillo que queda debajo de la ventana de mi salón, han nacido un par de lechugas. Lechuga comestible se entiende.


Una esta espigada, pero la otra es un enorme cogollo, eso sí, todo abierto porque para que quede cerrado, tiene que estar apretado contra algún congénere :)
He subido a casa perpleja, les he sacado la foto desde la ventana y esta noche tengo planeado bajar a cortar la preciosa lechuguita. Ahora no, porque me moriría de vergüenza si alguien me viera...

La espigada la voy a dejar donde está. Esta vez estaré pendiente día a día de la planta y ni el viento ni la lluvia podrán robarme la grana. Aunque con mi suerte seguro que después de meses de no tocar los jardines, vienen del ayuntamiento y me levantan la tierra. Como si lo viese, XD

Edito: Aprovechando que con el frío y la lluvia no andaba un alma por debajo del soportal ni en las terrazas de los bares de debajo, he recolectado la lechuga. Esta noche degustaré el cogollo que intentó huir del cuchillo sin exito :)

viernes, 25 de febrero de 2011

PREDICAMOS LA IGUALDAD

Hace mucho tiempo que no estoy en la onda en cuando a garitos nocturnos se refiere. Aún siguen abiertos algunos a los que íbamos hace mil años y me he quedado perpleja cuando en diciembre, al pasar por delante de uno de ellos vi algo que me hizo inmortalizarlo con una foto.

Cuando yo era joven (más joven quiero decir XD) en las discotecas los porteros no solían dejar pasar a los chicos que iban con deportivas o a los que aun llevando zapato, lo llevaban con calcetines blancos. Nunca lo entendí. Así que comprendereis que me quedase perpleja al ver que ahora no son solo las deportivas las que tienen el acceso vetado, sino que lo de llevar gorra (por otro lado algo muy de moda entre la gente joven) también sufre la misma discriminación.


En el momento de hacer la foto, me acompañaban mi cuñado y mi hermana Remi. Los tres nos quedamos con la misma cara de poquer al leer el cartel, así que nos pudimos a cavilar el porqué de esa prohibición. La única que se nos ha ocurrido, es que al no dejar pasar a gente con gorra discriminan al emigrante sudamericano, que son los que más usan ese tipo de complemento.

Y digo yo: si en vez de gorra llevamos boina, sombrero o cualquier otra cosa sobre la cabeza, ¿nos dejarían pasar?.

Se sigue predicando lo de educar a nuestros hijos en la tolerancia e igualdad, pero muy a mi pesar, muchos se empeñan en hacer diferencias por motivos estéticos y se escudan en esos detalles para etiquetarnos como buenas o malas personas, como gente de primera o de segunda...

Aunque tal cual están las cosas no me extrañaría que cualquier día al entrar en un bar, me negasen la entrada y como única razón me dijesen: "Lo siento, pero no me gusta tu cara".

viernes, 18 de febrero de 2011

SOY TAN POBRE

... que por no tener, no tengo ni pueblo.

Esta frase se la escuché por primera vez a una de mis alumnas de restauración. Era una señora mayor y de eso hace ya más de 10 años y sin embargo, cada vez que alguien habla de su pueblo la recuerdo y la hago mía.

No tengo pueblo. Muchos diréis que todos tenemos pueblo, pero no, yo no tengo. Cuando era pequeña recuerdo que en semana santa o en algún finde, mis compañeras decían que se iban al pueblo a ver a sus abuelos. Me preguntaban si yo también y yo decía que no, que no tenia pueblo. "¿Y abuelos????" me preguntaba alguna. "Abuelos sí, pero de Gijón". Entonces me miraban con expresión rara. Con cara de pensar ¿Que clase de abuelos son, que no viven en el pueblo?

Pues bien, mis abuelos eran gijoneses de pura cepa. Bueno, para ser sincera Santiago, mi abuelo paterno, era el único que no nació en Gijón. Lo hizo en San Esteban de Pravia, un pequeño pueblo pesquero del occidente asturiano, al que volvía una vez al año para recordar su infancia. Y es que, de allí solo le quedaban eso, ni casa, ni tierras, solo los recuerdos.

Así que nunca supe lo que era visitar la casa de aldea de algún familiar, nunca recibí la visita de los abuelos con productos de su propia cosecha, nunca fui a ayudar a la matanza ni a ningún otro quehacer rural.

No penséis mal, no estoy pesarosa por ello. Mi infancia y adolescencia la pasé en un paraje que mi familia y yo consideramos nuestro pueblo de adopción.

Desde los 3 años hasta casi la veintena casi todos los fines de semana, casi cada semana santa y toditos todos los veranos, nos ibamos a un camping a la vera de una de las playas más bonitas del occidente.

Aún hoy, mi padre se va todos los fines de semana para aquella zona. Ya no está en el mismo camping, pero sin ninguna duda, San Pedro de Bocamar fue y es para nosotros nuestro pueblo.

Pero hoy no quiero hablaros de aquellos veranos, sino del lugar que yo consideraria mi pueblo perfecto. Ese que nunca tuve y que nunca tendré.

Me gustaria tener un pueblo de esos en los que todos se conocen, de esos en los que no puedes tener ningún secreto porque a la larga todo se sabe. De esos en los que te tienden la mano en cuando necesitas ayuda o en los que me tocaría arrimar el hombro para sacar a alguien de cualquier apuro. De esos en los que todo el pueblo se junta para festejar la alegría o llegada de un vecino o para animar la partida de otro.

Quiero a Star Hollow como pueblo.
A muchos os sonará y a otros quizás no, pero estoy segura de que a todos os hubiera gustado vivir allí.

Star Hollow está situado a unos 30 kilómetros de Hartford la capital de Connecticut en los Estados Unidos. Sé practicamente toda la historia de este pueblo. Se fundó en 1779 y todos los años lo celebran rememorando la historia en la que dos enamorados que huían de sus respectivas casa se encuentran en el lugar que ahora ocupa el pueblo.

Se pasan el día celebrando cosas curiosas: el festival de los pinturas vivientes, subasta de cestas de picnic, maratones de baile, maratones de punto, festivales de invierno, de loco verano, de primavera...Allí es difícil aburrirse, no les queda tiempo. Siempre tienen algo que festejar.

Sus habitantes son también gente peculiar. Tienen vecinos gentiles, mandones, gruñones, locos, cotillas, trovadores... pero todos ellos con un halo de ternura que me atraen tanto, que estaría dispuesta a dejar mi casa y mudarme allí sin dudarlo.

Otra de sus atractivos son sus singulares comercios.

Quién se resistiría a merendar en "El mundo de las tortitas de Al", a hacer la compra en el supermercado "Doose´s " y escuchar refunfuñar a Taylor, a echar un vistazo en el "Blanco, negro, rojo" donde lo mismo te compras un libro que te ves una peli.
Me alojaría sin pensarlo en el "Dragonfly Inn" con tal de escuchar el acento francés de su conserje Michel, me apuntaría a clases de ballet en el "Estudio de danza de Miss Patty" con tal de recibir uno de sus abrazos cuando las cosas me fueran mal. Entraría en "Antigüedades Kim´s", porque lo viejo me chifla, aunque tuviera que aguantar la mirada inquisidora de su dueña por mi forma de vestir.

Y por último mi preferido, entraría en el "Cafe Luke´s" para tomarme un descafeinado con un apetecible trozo de tarta. Aunque no sabría si cambiarlo por uno de sus sandwiches o hamburguesas. Ilusos los del Burguen King, que piensan que han inventado la hamburlight, cuando todos sabemos que las de Luke son las auténticas. Solo hace falta ver a una madre y una hija que se pasan allí comiendo todo el día y tiene un tipazo de alucinar XDPues lo dicho, que a voy a cambiar mi frase y en vez de decir que soy tan pobre que no tengo ni pueblo, voy a decir que mi pueblo es Star Hollows. Si es que hasta el nombre es bonito.

Me guardáis un secreto? Star Hollows solo tiene una pega: es un lugar ficticio. Cachis!!!!!

miércoles, 16 de febrero de 2011

ADECENTANDO QUE ES GERUNDIO

Aquí estoy, ni más ni menos que haciendo lo que dice el título de esta entrada. Si hace unos meses lavé la cara y puse guapo este rincón, ahora creo que tengo que ser más cuidadosa y pasarle de vez en cuando el plumero, quitarle las telarañas y lo que es más importante, ponerme a escribir más a menudo :)
Y eso estoy haciendo ahora, poniendo al día todo esto, aprovechando que desde el blog Mi mundo de Papel me han dado un premio, escribiendo con una mano y pasando el paño con la otra XD

Primero las reglas del premio:
1- llevarlo y hacer un post. o si no, ponerlo en un rinconcito del blog.
2- nominar a 6 blogs que pienso que lo merezcan.
3- responder las siguientes 6 preguntas existenciales:

1) ¿Si te dieran una oportunidad de usar la máquina del tiempo, a qué época histórica o década te gustaría ir?
Uf!!!! que difícil. No me decidía entre viajar al París de los años 20 para vivir el Art Decó en su plena esencia o a la Italia del siglo XVI (eso sí, como alumna de Da Vinci) pero noooooooooo sin lugar a dudas me quedo con el Egipto de la época faraónica, para salir de dudas y ver como narices se hicieron las pirámides XD

2) ¿Y si fuera una época de tu propia vida? (por ejemplo: adolescencia, infancia, futuro)
A febrero del 2008. Lo que tuviera que ser seria, pero esta vez seria de forma diferente :(

3) ¿Para hacer qué cosas te gustaría tener más tiempo?
Para jugar con mis hijas, para pasar más rato con mi gente, para leer, para restaurar algo, para disfrutar de la vida... para MI :)

4) ¿Sí tuvieras que vivir dentro de una película o serie de televisión, cuál sería?
Claro clarísimo: Las chicas Gilmore. En ese pintoresco pueblo, comiendo comida basura y manteniendo la línea como ellas, XD

5) Sí no te dedicaras a lo que haces actualmente, ¿qué te gustaría ser?
Lo que fui jijiji

6) Sí el genio de Aladino te concede tres deseos, ¿cuáles serían?
1. Que me devolviese a mi madre.
2. Que me devolviese a mi amiga Rocío
3. Longevidad y salud para mis seres queridos y para mí :)

Hecho!!!!!
Ahora a pasar la patata caliente...
Gracias a Chema por pensar en mi para este MEME y por hacerme que me comiese un poco la cabeza pensando alguna de las preguntas. Otras las tenía más claras que el agua.

MI VITRINA