jueves, 31 de diciembre de 2009

BALANCE

La llegada del 2009 ponía fin al año más duro de mi vida y de la de mi familia. Esperábamos impacientes que viniera cargado de suerte para acabar con el negro y devastador 2008.
Para ser sincera, la situación al principio no cambió mucho :(

En los primeros meses volvimos a perder a alguien muy querido, y por las mismas fechas mi marido paso a engrosar la lista del paro. Al mes ya estaba otra vez trabajando en otra empresa y parecía que las cosas empezaban a mejorar, aunque seguimos en un sin vivir hasta que mi padre se operó y salió estupendo de la operación.

Después de todo esto, ya nos encontrábamos a finales de mayo, justo entonces empezaron las alegrias, todo cambio de color y llegaron los nacimientos. David lo hizo el 31 de mayo, luego nació Rebeca el 15 de junio y ya en agosto lo hizo Hugo.

En julio, celebramos mi cumple y mi aniversario de bodas. Y muchas de las "cosas" de mi casa se negaron a seguir haciéndose viejos: aquí llegaron los cambios, y la dichosa profecía de la que os hable entonces, se llevó con ella: la tele, el vídeo, el frigorífico y el coche. Como sigo siendo optimista, creo que el 2009 fue un año de muchos "estrenos". Casi tantos como hace 11 años cuando nos casamos :P
Llegó de nuevo el otoño y las niñas empezaron nuevo curso y mi sobrina Mara debutó como escolar.

Y hoy como quien no quiere la cosa, volvemos a estar a 31 de diciembre. Es nochevieja y volvemos a poner fin a un año que definitivamente llegó cargado de cambios, estrenos y muchos niñ@s.

Queremos que el año nuevo sea mejor que este y nos impondremos una serie de propósitos que al menos yo, pocas veces llego a cumplir. Pero no por eso pierdo la ilusión de que algún día los llevaré a cabo. Aunque ahora que lo pienso, este año realicé uno. Empecé a yoga y voy a caminar dos dias a la semana... Lo he logrado!!!!!!!! :-))

Al año nuevo no le pido grandes cosas, porque a fin de cuentas, la felicidad está hecha de pequeñas cosas: un pequeño yate, una pequeña mansión, una pequeña fortuna...

Que no, que es broma :P


Al 2010, para los mios y para todos vosotr@s,

solo le pido dos cosas: Todo y Nada.

Todo lo que os haga feliz y nada que os haga sufrir.

¡Feliz Año Nuevo!


miércoles, 23 de diciembre de 2009

FELIZ NAVIDAD


FELIZ NAVIDAD A TOD@S

MI VITRINA