jueves, 18 de septiembre de 2008

LA BODA


Porque una imagen siempre vale más que mil palabras...

martes, 2 de septiembre de 2008

NUESTRAS VACAS

Espero que nadie llegase hasta aquí esperando ver vacas pintas, roxias, lecheras o de carne... en realidad mi entrada no tiene que ver con ninguna de ellas, sino con mis VACAciones :P

Ahora que todo el mundo cuelga en sus blogs una entrada dedicada al final del verano, voy yo, y me decido a contaros mis andaduras veraniegas. Dicen que nunca es tarde si la dicha es buena, así que haré caso al refranero y aparte de contarlo pondré por aquí unas fotos para recordar y compartir esos buenos momentos en familia.

No fué este un verano típico. No hubo una escapada en busca del buen tiempo a algún sitio con playa. Este año no. A Edu le dieron las vacas del 15 de junio al 15 de julio, así que Alicia tenia clase aún. Pero no hay mal que por bien no venga, y su padre pudo acompañarnos al festival del cole y no tuve que ejercer de "madre de artista" sola, ¡por que vaya duro que es serlo! ;)

Cuando terminaron las clases nos fuimos unos dias a la capital, a que nuestros amigos de Pinto conociesen por fín a la peque, a Laurita. Y es que como me decia Carmen, "a este paso la conocemos cuando hagan las mayores la comunión". Razón no le faltaba, Laura ya tiene casi tres años... :)

En Madrid aprovechamos para ver a la familia. Nos quedamos en casa de la tía de Edu, en un chalet a las afueras. Es una pasada de casa, así que las niñas disfrutaron del amplio jardín, de los columpios, de la piscina, de la terraza, del perro y de todas las comodidades que no tienen en un piso.



El sabado nuestros amigos no trabajaban así que aprovechamos el día para ir a la Warner y aquello fué el "no va más" para las niñas. Alicia y Laura estaban histéricas de estar en un parque de atracciones y Elvira encantada de poder hacer de anfitriona en la Warner para sus amiguitas asturianas.




A Edu y a mí nos encanta montar en las atracciones, en esas en las que la adrenalina brota por cada poro, osea en todas las que te giran, te poner pa arriba, pa abajo, te dan vueltas en todos los sentidos y te dejan el estómago a la altura de la boca. Ibamos dispuestos a montar en todo lo inimaginable... Pero, ¿quién era capaz de sacar a las niñas de aquel mundo mágico y desconocido para ellas? Al final no montamos en nada que no fuese para acompañar a las peques.

No llegamos casi a salir de la zona más infantil del parque y si lo hicimos fué para montar con ellas en alguna atracción de agua o para ver algún espectáculo. Eso sí, todos disfrutamos un montón.



La verdad es que el parque esta genial para ir con niños. Laura volvio encantada de haber abrazado a Piolin, de estar en las casas de Bugs Bunny y de haber conocido de cerca a Silvestre.

Aprovechamos el tiempo al máximo y salimos de allí cuando ya era de noche.
El cansacio hizo mella en todos, pero sobretodo en Laura que después de tanta agitación y al no haber dormido la siesta, se durmio poco antes de la salida del parque perdiendose las fotos de despedida. ¡Ahora cuando las vé,pregunta que donde estaba ella!
Queda pendiente otra visita para disfrutar de las emociones fuertes que esta vez no pudimos "catar"...

Al día siguiente compartimos con ellos otro día. Para Carmen por su embarazo el día anterior habia sido agotador, así que nos invito a una suculenta comida en su casa y allí los mayores disfrutamos de una buena conversación y del bendito aire acondicionado que nos libraba del calor que hacia afuera y al que los del norte no estamos acostumbrados.Las niñas dedicaron la tarde a jugar juntas y a disfrazarse.

¿No se da Laurita un aire con la peluca de rizos a E.T cuando se esconde entre los juguetes? No me llameis mala, que si que se le da un aire ;P


Dedicamos un día a visitar el centro, y a conocer "in situ" un par de tiendas que estaba harta de visitar on line. Hola Caracola, una jugueteria que nos costó una gran caminata encontrar y una tienda divertidisma Popland, en la que volví de repente a mi niñez rodeada de articulos que nunca pensé volver a ver a la venta. De recuerdo me compré unas píldoras saltarinas, un pastillero decorado con la Familia Telerín y para mi sobrina Mara un plato de sus adorados Barbapapas o Barbatrucco como ella los llama, ya que en "you tube", casi todos los capitulos que hay, están en italiano. También conocimos la casa de mi cuñado. Vive en un mini piso muy céntrico con un alquiler altisimo, eso sí, con un estanque (más grande que su baño) con peces y tortugas en el portal. Esta claro, el glamour se paga ;)


El último día lo dedicamos al relax y nos quedamos disfrutando de la piscina y del buen tiempo.

El regreso a casa fué un viaje tranquilo, al igual que a la ida, pero con Laura preguntadonos si de nuevo ibamos a ver a Piolin. La pobre quedó encantada y un solo día le supo a poco. Hasta hace nada cada vez que montabamos en coche preguntaba si ibamos de nuevo a la Warner.

La siguiente parada en mi verano sera la boda de mi cuñao, el del mini piso, pero esa, es ya otra historia...

MI VITRINA